La Caída de un Grande es la Alegría de los Mediocres

mourinho agachado real madrid bayern munich

“¿Lo que han hecho Cristiano y Leo? Ponedle vosotros un adjetivo… que a mi ya se me han acabado todos.” Josep Guardiola

Cuando uno realiza un viaje en bicicleta de larga distancia, hay que tener en consideración siempre que todo lo que sube en algún momento tiene que bajar. Podemos buscar atajos, caminar o que alguien nos lleve, pero aun así habrá algún momento donde el esfuerzo empleado se transforme en satisfacción o el gozo inmerecido te pida un esfuerzo o te tumbe de una bofetada. Es Física. Es la tercera ley de Newton. Es un principio de que a toda acción hay una reacción igual y contraria, que se aplica en la vida, en la muerte, en el trabajo, en la escuela, en la salud, en la comida, en la música… y en el fútbol.

Nuestra generación ronda entre los nacidos en el ’85 y ’90, donde hemos podido vivir conscientemente 4 Mundiales de Fútbol, 3 Eurocopas, aproximadamente 15 Champions League y una infinidad de Ligas internacionales. Haciendo un sencillo flashback mental, el 99.99% podría (OJO, PODRÍA -más adelante explicaré porqué el condicional-) asegurar que nuestros ojos presencian actualmente el mejor fútbol que se haya jugado en una cancha en los últimos 27 años. Los más curiosos y enganchados al mundo de la redonda, se toman la molestia de indagar más en lo antaño y comparar, junto con comprobar, que la fortuna nos ha sonreído y somos partícipes no sólo de la mejor época futbolística de nuestras vidas conscientes, sino que de toda la historia de este deporte en general. La recopilación de resultados, datos, comentarios, antecedentes, historias, videos, noticias y estadísticas, nos dicen que en efecto, la señora fortuna nos está coqueteando descaradamente.

Lamentablemente, lo constante se vuelve normal a los ojos de un humano, por muy maravilloso que sea. Y como todo lo normal en nuestras vidas, no lo sabemos apreciar hasta que lo perdemos por gusto o imposición. Entonces, aquel que no se toma la molestia -y paciencia- de apreciar cada elemento del fútbol actual para darse cuenta lo desarrollado que es técnica y emocionalmente, entra en una ceguera constante de la belleza y un desaprovechamiento de oportunidades emocionales. Traducción: Si te ofrecen vivir bien de a) Ser Futbolista, b) Ser Artista y c) Un Trabajo de Oficina de Telemarketing, aquel individuo está eligiendo la última opción. De ahí viene el PODRÍA.

oficinas de telemarketing

La Exageración

La exageración, es el ingrediente principal del ojo crítico del aficionado y de la prensa, y junto con el fútbol, son como agua y aceite, pero siempre están juntos. El fútbol sin prensa no provoca emociones y la prensa sin fútbol, no existe. Ayer en el Camp Nou, el mejor equipo de la historia quedó eliminado. Hoy en el Santiago Bernabéu, el segundo mejor equipo de la historia corrió la misma suerte. Messi llevaba 57 goles en la temporada. Ronaldo 55. Ambos con récords históricos. Chelsea iba en 6to lugar en la EPL y pasó de milagro contra el Nápoli en octavos de final. El Bayern München iba 2do en la Bundesliga, 10 puntos abajo del líder Borussia Dortmund y una temporada bastante discreta. ¿Qué demonios pasó?

Lo predecible siempre será impredecible. Mucho más si se aplica en el fútbol. Y el talento, por mucho que abunde en un equipo de manera individual o colectiva, siempre irán de la mano con los resultados, los cuales tienen una estampa en la frente que dice “Impredecible por siempre”. De ahí, cualquiera que sea la táctica que se utilice puede funcionar, desde una muralla de 6 en el fondo, con 3 adelante de ellos -uno de ellos como lateral al estilo “Soy Leyenda”: Drogba-, hasta un bombardeo de tiros fuera del área y un Robben convertido en el tercer mejor jugador del mundo actualmente. Y funcionan porque los grandes no son perfectos y también caen.

robben real madrid

Ahí viene entonces el parteaguas que hace a un equipo grande: El saber volver como un Ave Fénix. La mayoría de los aficionados caen en la exageración y no entienden esto. Entonces comienza la lluvia de críticas, burlas y negativas hacia el equipo donde aparecen las palabras “Crisis”, “Fracaso” y “Decepción”. Por favor, no hagan eso y tengan un poco de paciencia -Y CURIOSIDAD-.

En el 2010, Barcelona desplegaba un fútbol espectacular, tal y como lo hace hoy. Sin embargo, “fracasó” ante un muro de concreto sin ninguna intención de atacar, llamado Inter de Milán. La Idea del Fútbol Hermoso (aquí cito a Brian Phillips, un genio para la tinta futbolera) que el Barcelona comenzó a desarrollar con el escuadrón RonaldinhoEto’o, Messi y Deco, perdió una batalla, como la de hoy… pero no la guerra. La guerra la ganó cuando fue considerado popularmente como el mejor equipo de la historia. A pesar de eso, la gente castigó al Barcelona. ¿Cómo? Atribuyéndole una obligación de ganar jugando bonito. Y esa es la gran diferencia que posee este club con el Real Madrid actualmente. Los Catalanes DEBEN de ganar jugando bonito, sino es trampa. Los Madridistas DEBEN de ganar como sea. COMO SEA. Si no ganas como sea, aunque hagas récord de puntos en la historia como Manuel Pellegrini, vas pa’ fuera.

Bien, ¿Qué sigue? Paciencia y memoria. Eso se deriva en tolerancia y conocimiento. El mundo se ha caído porque Fernando Torres eliminó al mejor equipo de la historia con un mísero octavo gol en la temporada. Sí, octavo. Pero este caos surge porque no tenemos memoria. Torres fue considerando en su momento como uno de los mejores jugadores del mundo e inclusive le dió una Eurocopa a España en el 2008 (Sí, de verdad sólo lleva 8 goles en la temporada). Pero Torres es un Fénix como el Barcelona del 2010, como Roberto Soldado, como Argentina en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, como Marcelo Bielsa, como Gus Hiddink, como Salvador Cabañas, como el mismo Zizou en el 2006. ¿Cómo el Madrid? Eso, es lo que veremos en la próxima temporada. Al menos en su duelo personal con el Barcelona, lo ha demostrado poco a poco (3 goles en la Premier, 2 en la FA Cup y 3 en Champions. 8 goles de verdad).

fernando torres barcelona

Por lo pronto, estos dos ingredientes existen en los Barcelonistas y Madridistas de corazón. Los verdaderos. Aquellos que están tristes en su interior con estas derrotas pero agradecidos de ver a sus equipos jugar de esta manera. Aquellos que no andan celebrando y hablando sobre las tragedias de su archirrival como si fuese un éxito propio. Aquellos, que en el fondo de su corazón, se deseaban la victoria el uno al otro, porque soñaban con disputar la pelea final como caballeros… con el rival odiado y amado.

Locura y Autoexilio. César y Gladiador.

marcelo bielsa loco

La Locura puede definirse como la pérdida de la cordura de un desesperado o la reflexión máxima de un genio. Así mismo, la Locura puede despertar sentimientos extremistas dentro de una persona. Si aquella Locura le provee alegría, orgullo y bienestar a una persona, esta misma puede perder la razón y el juicio, cayendo totalmente rendida a sus pies en una asimilación al enamoramiento ciego. Pero si la Locura avergüenza, desprestigia y contamina a una persona, esta se vuelve una víctima de un enemigo irascible con la mente nublada por el orgullo lastimado, con una sed de decapitación digna de un plebeyo en la Roma popular. Al final del día, “Pan y Circo” es lo que nos mueve a todos por dentro, y si el pan está duro y el circo aburre, pase lo que pase pediremos la cabeza de alguien.

Marcelo Bielsa ha sido partícipe de ambas caras de la moneda. César y Gladiador. La Soledad, fuera del campo de juego, es la marca más clara de Marcelo. Una Soledad no por imposición sino que por elección. En el 2009 fuimos testigos de como el Autoexilio, enfundado en dolor y con sed de revancha por orgullo, puede proveer una paz mental que, junto a la disciplina, el estudio, la humildad y la perseverancia, se convierte en la Excálibur de cualquier ser humano.

Sin embargo, este no fue el primer intento del nacido en Rosario. A los 16 años, y en contra de la voluntad de su padre, Marcelo abandonó su nido familiar para seguir su sueño en torno a la redonda. Su nueva familia se llamaba Newell’s Old Boys y su nuevo padre, Jorge Griffa.

marcelo bielsa argentina agachado

Cuando Bielsa cumple 25 años, es entonces, cuando nos muestra la primera señal de aquella búsqueda de la perfección a través del Autoexilio. Marcelo rellena su frustración (de no poder ser un futbolista capaz y destacado) con el análisis técnico y minucioso.

“Prefiero el Protagonismo con la pelota antes que la especulación, y estar en el campo rival antes que en el propio. Más tiempo en posesión de la pelota antes que intentar recuperarla. Utilizar el reglamento para que el juego sea mejor y no para sacar ventaja. Y, en la medida de lo posible, anticipación de todas las líneas en el desarrollo del juego.”

¿Y cómo se puede llegar a conseguir todo esto? Con fuerzas contrarias pero complementarias. Generosidad y Protagonismo. Humildad y Coraje. Reflexión y Esfuerzo. Disciplina y Rebeldía. Un Minimalismo bien definido pero por sobre todo, constante. Así es como puedes conseguir sacar lo “mejor” de un jugador. Y, si indagamos y generalizamos más, lo “mejor” de una persona. Con esta filosofía, Marcelo logró ser el César de Rosario en 1991 y de toda la Argentina, a inicios del 2002. Campeón con uno y líder histórico con el otro.

La Culpa es del Loco!

En Junio del 2002, el dolor, la desesperación y el odio externo, inundaron el interior de Bielsa. La Argentina llegaba mejor que nunca a una justa mundialista y… se iba peor que nunca. El gol de Anders Svensson al ’58 y el pitazo final del árbitro, hicieron olvidar a todo el pueblo argentino del récord de puntos en la eliminatoria y de los títulos, además del carisma y despliegue técnico, de Bielsa. Lo que vino en los días siguientes, fue una semejanza a la película El Perfume, cuando atrapan a Jean Baptiste Grenouille. Y como no, si desde hace 28 años que la Argentina no quedaba eliminada en primera fase.

El pueblo le agarró un odio tremendo. Se convirtió en un Gladiador en pleno coliseo. El Dolor de Bielsa era evidente y profundo. Sin embargo, el Autoexilio se hizo presente hasta 2 años después de aquel momento y en el lapso cumbre de su carrera. Ganó la medalla de Oro en los juegos olímpicos de Atenas 2004 y luego -sorpresivamente para todos- renunció.

¿Después de eso? Máximo Paz, zona aislada, despoblada, de campo y de buen comer, le dieron a Marcelo la calma y la sabiduría que le hacían falta durante un período de “desaparición” mediática de 3 años. El Dolor de haber perdido en un instante lo más amado para él, le hizo buscar respuestas en un estado de reflexión máxima. Marcelo siempre supo que era lo que estaba pasando en el fútbol mundial en ese momento. Recibió múltiples ofertas de clubes importantes en el mundo, las cuales rechazó una por una. Junto más de 30,000 videos de partidos grabados y se volvió en el Google Analytics de un partido de fútbol.

marcelo bielsa chile agachado

El Fénix

En su juventud como estratega, alguna vez comentó en una entrevista “Quiero venirme a Chile o a Suiza. Son países modernos futbolísticamente hablando y que además no están en los extremos como Argentina. Acá, un triunfo o una derrota lo significa todo.” . Cuando Harold Mayne-Nicholls lo contactó para ofrecerle la dirección técnica de Chile, entonces Bielsa escuchó y analizó. Organizó un asado con sus mejores amigos para hablar de fútbol y de un posible escenario como orquestador del país vecino. Lo que sigue ya todos lo sabemos. Revolucionó la historia, la mentalidad y el nivel de un país completo. Futbolística y socialmente. El Minimalismo que Bielsa adoptó en Chile, le otorgó tiempo y energía para enfocarse en lo que realmente importaba, al igual que cuando Steve Jobs creaba un nuevo producto en Apple. Un Minimalismo en el accionar deportivo y en la vida cotidiana, donde vivía en un cuarto pequeño en el complejo deportivo Juan Pinto Durán y salía a comprar al mercado local en bicicleta.

La clave del éxito de Bielsa es que se enfocó en buscar el camino a la felicidad antes que al mismo éxito.

“Soy un especialista en fracasos y sé perfectamente que las adhesiones se pierden cuando se acaba el éxito. Los seres humanos de vez en cuando triunfan. Habitualmente se desarrollan, combaten, se esfuerzan y ganan de vez en cuando… muy de vez en cuando. Éxito y Felicidad no funcionan como sinónimos. Hay gente exitosa que no es feliz y hay gente feliz que no necesita del éxito para serlo. La obligación que tiene todo ser humano es rentabilizar sus opciones para ser feliz.”

En la actualidad, Marcelo goza de la misma situación en Bilbao y Bilbao lo goza por primera vez. Normalmente, la gente reacciona ante la Locura con desprecio, rechazo y miedo. ¿Por qué? Porque es un camino al éxito siendo feliz, pero MUY arriesgado. Y cuando la palabra “riesgo” entra en juego, la gente corre. Sin importar que el éxito los espere al final del camino. Un Loco es un genio obsesivo, más estudioso que los demás y que siempre piensa antes del momento. Es un camino extremista que te lleva al éxito o al fracaso pero… si aprendes a levantarte de un fracaso y absorbes toda la enseñanza del mismo, entonces el fracaso no existe y terminas siendo un genio, entendido o ignorado, amado u odiado, como Marcelo.

marcelo bielsa athletic club de bilbao agachado

El mejor partido de la era Mou-Pep

Hace una semana, en la previa del mismo partido pero en el Santiago Bernabéu, las emociones y espectativas eran considerablemente menores a las del día hoy en la misma situación. La razón probablemente es que muchos se hayan cansado de tanto clásico (algo increíble) debido a la “Clasiquitis” que sufrimos en el 2011, culminando con el séptimo superclásico en el mismo año, el 10 de Diciembre y aquel 1-3 en la Casa Blanca, donde se suponía que el Madrid llegaba más fuerte que nunca y favorito a llevarse el juego. La semana pasada, llegaba con el mismo estandarte y se fue con el rabo entre las piernas en una calcomanía a 6 de los 7 encuentros jugados el año pasado.

Aquella imagen después de los 90 minutos en el Bernabéu -para muchos- se nos hizo normal. Dominio absoluto del cuadro merengue los primeros 15 minutos, todos jugando con el ansia que le caracteriza a un niño de 6 años con un juguete nuevo. 15 minutos suficientes para hacer creer a los devotos de antaño y a los que se colocan la camiseta sólo el día de un superclásico y alardean que la llevan pegada a la piel por décadas, que ÉSTE era el partido indicado. Los siguientes 30 minutos donde Barcelona equipara fuerzas y comienza a desplegar su juego de toque, frenando en seco al Madrid y comenzando a crear desesperación en la cancha y en las gradas. Los 45 minutos finales son un dominio abrumador del cuadro blaugrana, casi como de PlayStation. Messi dando cátedra. Xavi, Iniesta y Busquets con un porcentaje de efectividad en pases arriba del 80%. Pepe masacrando. Ronaldo, Ramos y Alonso desesperados. Özil y Benzema desaparecidos. Valdés aburrido, o en su caso Pinto colócandole un poco de emoción al juego con su carencia de talento. Casillas con una cara de tristeza y desentendimiento. Pep tranquilo. Mourinho descolocado.

mourinho clasico

El escenario más difícil que haya tenido el Madrid, ocurrió hoy en la previa. Dos goles por anotar y en la casa del mejor equipo del mundo. Pep mandó a la cancha al mismo 11 que utilizó la semana pasada, un once tan conocido y de memoria que hasta resulta familiar con nuestras partidas en el FIFA, al entrar como robot directo a la sección “alineaciones” y hacer las modificaciones sin mover pestañas. Pinto (Ay Pinto!) en la portería, Puyol y Piqué en la central, Alves por la derecha, Abidal por la izquierda, Xavi, Iniesta y Busquets como motores en el mediocampo y un tridente ofensivo conformado por Alexis Sánchez y Messi en las bandas con Cesc por el centro. José mandó un cuadro más agresivo que los anteriores a pesar de no volver a incluir a Marcelo. Özil, Kaká y CR7 formaban el tridente de creación detrás de un solitario Higuaín, con una línea de 4 conformada por Pepe y Ramos en la central, Coentrao por la derecha y Arbeloa por la izquierda. La contensión es la que mejor le ha funcionado en los últimos tiempos: Alonso y Lass.

El juego comenzó con el mismo tinte que los anteriores. Un dominio notorio del Madrid y 3 oportunidades claras de gol desperdiciadas. La diferencia es que pasaron los primeros 15 minutos y el dominio de los merengues se mantuvo, llegando un momento en el que el balón lo circulaban los blancos y no los azulgranas, además de una jugada perfecta terminada en un remate hermoso de Mezut que no entró de milagro pero todos estabamos con nuestros pañuelos blancos a punto de hacerlos girar con tamaño golazo. La clave de ésto, aparte de la mentalidad del cuadro blanco reforzada gracias a la lesión de Iniesta y su abandono del terreno, fue el excelente marcaje y cerrojo que Lass le hizo a Sergio Busquets. Cuando el Madrid jugaba mejor, vino el cubetazo de agua fría. Un escape de Messi, unos metros libres y un descuido de Arbeloa en la marca, culminó en un pase recibido por Pedro totalmente solo y empujándola contra la red con un Casillas que ni siquiera hizo el intento de lanzarse por el balón. La cara de Cristiano mostraba rabia y frustración… y vaya que la era. Minutillos antes de que se acabase la primera mitad vino la segunda estocada. Un riflazo de ensueño, después de un rebote en un tiro libre, por parte de Dani Alves que se fue directo como bala al ángulo superior derecho de Pinto. Nada que hacer. 2 a 0. La historia se repetía y al Madridismo le dolía como nunca esta derrota, verdaderamente y por primera vez inmerecida para el club culé. La mayoría de los crédulos en el fútbol predecible, dimos por hecho que aquel gol del brasileño era punto y final para la eliminatoria. Y lo fue, sólo que no en la manera que todos pensabamos.

regreso del fenix

El Barcelona comenzaba a hacerse del balón hasta que una ráfaga se le vino encima. Primero, los cambios: Callejón por Kaká, Granero por Lass y Benzema por Higuaín. Segundo, un gol anulado injustamente a Sergio Ramos por una supuesta falta a Alves en el área chica. Luego un pase milimétrico del mejor jugador del partido, Özil, para Ronaldo que con un gran quiebre dejó atrapando gallinas a Pinto y marcó el descuento. Cuando nadie lo pensaba, un error de Piqué en el despeje, seguido de un cabesazo de Callejón y un despliegue de excelente técnica y frialdad al definir por parte de Benzema, le daban el empate parcial al Madrid, dejándolo sólamente a 1 gol de la hazaña. De ahí en adelante al Madrid se le infló el pecho y mostró un fútbol desplegado ante el Barcelona que no habíamos gozado con anterioridad. Lo mismo hizo el cuadro blaugrana en sentido opuesto. El Barca comenzó a perder la cabeza y cometer errores estúpidos gracias a aquel sentimiento que muchos pensabamos que los jugadores de este club no poseían: la desesperación.  La postal más descriptiva de ésto fue un balón que Xavi tuvo que despejar cual vil sandía debido a la desesperación que se apoderó de él. ¿Cuándo habíamos visto éso? Al menos yo nunca.

A pesar de éso, se peleó hasta el final y el Barcelona supo aguantar el marcador con un poco de suerte. Cabe mencionar también el horrible trabajo que hizo el colegiado Teixeira, perdonando a Lass en el primer tiempo, anulándole un gol y expulsando injustamente a Sergio Ramos, terminando el partido en una clara acción para el Madrid, además del criterio que utilizó para sacar tarjetas. La presión y el flujo de emociones en este partidazo, terminaron por devorarse al pobre árbitro, quien en vestidores se llevó un “Vete de fiesta con ellos a celebrarlo, tanta polla, tanta mierda!” por parte de Casillas.

El Madrid se fue de la copa pero con la cabeza en alto. Mourinho demostró que puede hacer jugar al equipo en torno a un “Nosotros” y no a un “Yo” como lo venía haciendo. Pep se dió cuenta que su distancia con el Madrid no es abismal como muchos pensaban antes de este partido y que probablemente va a sentir las bajas de Alexis e Iniesta en las próximas semanas debido a los importantes cotejos que se vienen. El aficionado blaugrana debe de irse contento ya que en los 180 minutos, su equipo fue superior (no en los 90 de hoy). El aficionado madridista debe irse tranquilo más no contento. Se demostró que se le puede competir y hasta ganar al mejor equipo del mundo, más no se le ganó. A diferencia de las patadas de Pepé, los clavados de Alves, las quejas de Mourinho, los llantos de Ronaldo, la desesperación de Alonso y las burlas de Messi, lo que reinó hoy fue el buen fútbol, ese que nos pone la piel de gallina.

mourinho y guardiola

La Orejona 2011/2012 Parte 2

Continuando con el análisis de grupos en la UCL.

Grupo E: Chelsea, Racing Genk, Valencia y Bayer Leverkusen.

Los de Stamford Bridge vuelven con aires renovados a esta edición de la UCL. Y es que lo del Chelsea ya no es de agrado para ninguno de sus aficionados porque cada temporada se gana a pulso el título de “eterno subcampeón” en todas las competiciones. El grupo que le tocó no es fácil pero tampoco es motivo para no clasificar. El equipo se ve mucho más compacto desde que David Luiz se apoderó de la central y ahora con Juan Mata comandando los hilos del ataque Blue, Chelsea buscará porfin dar ese paso que hace algunos años el Manchester United se lo arrebató en Moscú de la mano de CR7. El Morbo en este grupo lo genera el mismo Mata, al visitar Mestalla en un abrir y cerrar de ojos desde que dejó su antiguo club , el Valencia. Si bien es cierto que Mata manejaba los circuitos del Valencia, parece ser que el equipo español ha sabido arreglárselas perfectamente sin Juanito. Valencia está teniendo un arranque de temporada arrasante y con un Roberto Soldado, que la que toca, va para adentro. El Leverkusen jugó una temporada increíble de la mano de Rolfes, Vidal y Kiessling, lamentablemente el Chileno ha dejado el equipo para vestir los de la Vecchia Signora en Turín y se notó su ausencia en el partido de inauguración donde el Chelsea se quedó con el partido sin mucho esfuerzo. Importante será lo que aporten Ballack y Barnetta  junto al refuerzo proveniente del sorpresivo Mainz 05, Andre Schürrle, un jugador con mucha movilidad. El Genk la tiene difícil. El equipo Belga vive un arranque de temporada relativamente descente pero en un torneo muy parejo donde de su posición (6ta) al primer lugar (Brugge) hay solo 3 puntos de diferencia. Todo lo positivo que genere el Genk será sorpresa y agradable, así como lo fue su empate contra el Valencia. Pasan Chelsea y Valencia.

Grupo F: O.Marseille, Arsenal, Borussia Dortmund y Olympiakos.

La temporada del Arsenal hasta el momento es una verdadera montaña rusa. No empezó mal, empezó horrible. Los Gunners tenían un cierto cuadro definido con el que empezaron la temporada y con 3 o 4 partidos se dieron cuenta que si seguían así, la temporada iba a ser un verdadero fracaso. Después del baile que les puso el Udinese en el Emirates Stadium y que de milagro se llevaron la victoria mínima, Arsenal fue a Bremen y se trajo a Mertesacker, y le sumo a sus filas a Andre Santos, Yossi Benayoun y Mikel Arteta. En cuanto se integraron al equipo, el cambio se notó pero aun se juega con cierta incertidumbre y con algunas fallas. La fase de grupos será crucial para el cuadro londinense y de la mano de los ya asentados en el equipo como Van Persie, Wilshere (lesionado) y Arshavin buscarán dar el gran paso europeo al lado de los refuerzos ya mencionados y Gervinho, un gran delantero que llegó proveniente del Lille. Arrancaron con un empate ante el campeón alemán en la primera fecha, un campeón que vive una campeonitis aguda, sobre todo en la Bundesliga. Lo del Dortmund la temporada pasada fue simplemente perfecto. Un fútbol desplegado hermoso con jugadores que llamaron la atención en todo el mundo como es el caso de Sahin y Götze. Esta temporada cuenta con la misma base a excepción de Sahin, pero con un japonés Kagawa mucho más maduro y fino. El Dortmund está viviendo un momento de fútbol pobre en este momento pero tiene los elementos y jugadores necesarios para darle un revés. Lo del Marsella es lo mismo que con el Lille o el CSKA. Es un equipo que no figura a nivel de UCL, es el eterno protagonista de su liga o de la Europa League. Sin embargo posee un jugador de características orbitantes como lo es Lucho González y otros 2 jugadores que están pasando un muy buen momento como Remy y Pierre-Gignac, y si el Dortmund no aprieta el paso y endereza su forma de juego, Marseille estará en la siguiente ronda sin problemas. El Olympiakos es un estilo Basel, juega en una liga muy chica para ellos pero la UCL les queda gigante. El camerunés Makoun, el sueco Mellberg, el croata Pantelic y el inagotable “cañito” Ibagaza y su técnica envidiable buscarán dar la sorpresa en este grupo bastante apretado. Pasan Arsenal y Marseille.

Grupo G: FC Porto, Shakhtar Donetsk, Zenit St. Petersburg y APOEL Nicosia.

Aquí yo me la juego y le pongo la fichita a unos de los equipos que llegará lejos en esta UCL. El nivel de juego que maneja el Porto en este momento es espectacular. Y es espectacular porque tiene jugadores espectaculares como Hulk. Me acuerdo cuando vi los primeros partidos de Hulk en el Porto y toda la gente hablaba de él por su nombre. Yo cuando lo vi jugar dije que la gente iba a hablar de él en un futuro pero no por su nombre, sino por su talento. Y eso es lo que exactamente está sucediendo ahora. Una explosividad única, un remate endiablado y un olfato goleador siempre presente, acompañado por la gran ayuda que le dan sus compañeros, con gran talento también, como Belluschi, Kleber, James Rodríguez, Cristián “Cebolla” Rodríguez y Joao Moutinho, entre otros. El actual campeón de la Europa League está para cosas grandes esta temporada. El Shakhtar cuenta con una base de jugadores que vienen jugando juntos desde hace mucho tiempo, desde que conquistaron esa Europa League hace un par de años. Jadson, Fernandinho y Srna más el recién retornado Chigrynskiy, el croata Eduardo y el brasileño ex-Sevilla Luiz Adriano le darán una de las mejores ofensivas en Europa al equipo de Donetsk para pelear por un puesto importante en cuartos de final o más. El Zenit está lejos de ser ese gran equipo que consiguió la Europa League de la mano de Arshavin, Pavlyuchenko y Pogrebnyiak, pero tiene elementos interesantes como es el caso del veterano Kerzhakov, el defensa belga Lombaerts y el central ex Porto, Bruno Alves. Mientras que el APOEL dió la sorpresa en la primera fecha al derrotar al mismo Zenit, es el equipo chico destinado a quedarse en esta ronda. Pasan Porto y Shakhtar.

Grupo H: Barcelona, Milan, BATE Borisov y Viktoria Plzen.

Este grupo es el más disparejo de todos. El actual campeón, un múltiple campeón, un múltiple debutante y un debutante. El Barcelona, hoy poy hoy no tiene rivales ni equipo que se le equipare en su nivel de juego. Es simplemente abrumador sobre cualquier equipo que juegue. Los jugadores son los mismos más la inclusión del chileno Alexis Sánchez y el español Fábregas. Ambas contrataciones se han acoplado bastante bien al estilo de juego de Pep Guardiola, pero con la lamentable noticia de que Sánchez se lesionó y será baja por algunas semanas. Lo del Barcelona es simple, es el candidato más serio a llevarse el título y el doblete este año. El Milan comenzo con el pie derecho y le robó un valioso empate en el Camp Nou al mismo Barcelona, aunque haya sido de maneja injusta ya que los goles del empate los consiguió al min. 1 y al min. 93, siendo totalmente superado el resto del partido. Sin embargo, el cuadro rossonero tiene un camino accesible en este grupo para quedarse con el segundo puesto del grupo. Lo del BATE es el mismo pastel en cada fiesta de cumpleaños. Por lo menos este torneo no ha empezado con una derrota para ellos, sino que con un empate frente al debutante Viktoria Plzen. Así que de la mano del ex Atlético de Madrid y PSV, Mateja Kezman, buscarán dar alguna sorpresa gigante y colarse a la siguiente ronda. Mientras que los checos, siendo este su primer torneo, cualquier gol o punto que consigan a su favor, será un logro histórico. Pasan Barcelona y Milan.


Y así tenemos la ensalada de equipos y jugadores en el torneo más grande del mundo después del Mundial. Habrá muchos equipos que quizás desearíamos que estuviesen aquí como el Tottenham, Atlético, PSG, etc… pero de lo que estamos seguros es que no será una UCL que nos decepcione.

La Orejona 2011/2012 Parte 1

Se acuerdan del gol de Xabi Alonso en el min.60 en la final de Estambul? Cada año espero con ansias otro gol y otra final así. De calibre épico. Y es que el nacido en Tolosa le puso el dramatismo hasta el último minuto, pateándolo horrible pero concretando el rebote milagroso que le dió Dida. En fin, ese partido tuvo tantos chispazos de suerte, buen fútbol y emoción; y la verdad nunca he vuelto a vivir con tanta euforia un partido de fútbol de 2 equipos indistintos a mi gusto. Este año, la orejona pinta de maravilla (como siempre) con la diferencia de que los equipos de “medio” nombre están por fin donde deberían estar, entre los mejores.

Grupo A: Manchester City, Napoli, Villarreal y Bayern Münich.

El famoso “grupo de la muerte”. Y sin ningún gigante. Manchester City es el llamado a ser el “equipo de la temporada”. El proyecto millonario que comenzó hace algunos años, con algunos petardos de por medio (como todo gran proyecto) está en la etapa de “prueba de gloria”. Finalmente colado entre los mejores del mundo, esta es la prueba de oro para los de Mancini. Dzeko, Silva, Nasri, Tévez y Agüero, a ver que valiente se les pone enfrente. Napoli está viviendo un etapa de madurez después de terminar la temporada pasada en lo más alto, jugadores buenos los posee, disciplina táctica y técnica, también. Dependerá de cuanto se crea el sueño europeo y la sensatez con la que lo mida. Bayern Münich porfin se sacó la espinita de la final contra el Inter y tanto Ribery como compañía vienen con ánimos renovados y muy buen fútbol, de no ser porque en realidad los 4 equipos en este grupo tienen posibilidades de clasificar, diría que el Bayern pasa sin problema alguno… pero no es el caso. Del Villarreal podemos decir que le tocó bailar con la más fea quizás justo cuando bailaba con la más bonita a nivel europeo. La ventaja de esta temporada para el submarino, es que no está Riquelme para cobrar un penal si es que llegan a la semifinal. En lo personal, pasan el City y los Alemanes.

Grupo B: Inter de Milan, Trabzonspor, Lille y CSKA Moscú.

Aquí hay 2 equipos que siempre han llamado la atención en todo el mundo por las actuaciones en sus respectivas ligas, teniendo nivel de sobra para dar una sorpresa a nivel europeo pero cuando llega la hora, se hunden y feo. No figuran, no juegan bien, no hacen goles y se van a casa como un vil Cluj o Steua Bucaresti. Los 2 tienen una joyita estilo Özil a punto de salir a un equipo grande y empezar a mostrarse ante los no conocedores del buen fútbol y descubridores de joyas en equipos grandes. Lille y Eden Hazard más el CSKA y Alan Dzagoev, tendrán una batalla peleada para conseguir un cupo a la siguiente ronda, tal y como fue el duelo en la primera jornada. El caballo negro porta una bandera turca y de nombre Trabzonspor. Vaya sorpresita en el San Siro. Y miren que el Trabzonspor tenía menos esperanzas que cualquiera de los otros 31 equipos en competencia, era el desconocido, el colado y el debutante. Lo que hizo fue una sorpresa y lo que siga consiguiendo en la UCL seguirá siendo sorpresa, de esas agradables para el ojo del espectador futbolero. Lo del Inter no se explica, solo fue un tropezón de copa con un sabor muy feo, pero totalmente superable. Pasan el Inter y el CSKA.

Grupo C: Manchester United, Benfica, Otelul Galati, FC Basel.

Del Manchester no hablaremos mucho ya que todos sabemos lo prendido que anda y lo bien que está jugando. De memoria, un toque y bonito, casi como el Barcelona. Con un Rooney como nunca, un Chicharito bastante maduro, un Berbatov con sed de gloria nuevamente y el resto del equipo sabiendo lo que hace. Cuando se fue Ángel Di María del Benfica, muchos pensaron que el Benfica se venía para abajo. Cómanse sus palabras, creyentes del fútbol “Messi” (fútbol de 1 sola persona). El Benfica se ve mucho más maduro ahora sin Di María y con un Tacuara Cardozo que perfectamente podría haber sido el “Falcao” de la temporada de pases, pero prefirió quedarse en Portugal y junto con el Benfica, de una vez por todas, dar ese paso grande europeo. El Basel sigue siendo el gran pequeño de Europa. Juega en una liga que le queda chica, consiguiendo el pase gateando para una competencia que le queda muy grande (No cuando estaban Hakan y Murat Yakin, ese si era un BASEL!). Este grupo es de los que se ven más marcados, completándose con el debutante rumano Otelul Galati. Solo le deseamos suerte al debutante y que haga un buen papel como lo hizo el Cluj hace algunos torneos. Pasan Manchester United y Benfica.

Grupo D: Real Madrid, O.Lyon, Ajax y Dinamo Zagreb.

No recuerdo haber visto jugar a un equipo con tanta presión como la que trae el Madrid ahora. El Madrid juega entre semana contra el Dinamo, el fin de semana contra el Levante, luego contra el Lyon, pero siempre jugando en su mente contra el Barcelona. El Madrid está jugando con rabia, buen fútbol pero un fútbol violento y con odio. La razón: los clásicos perdidos consecutivamente. Lo del Madrid esta temporada es simple: ganar la liga, la UCL, la copa del rey, los clásicos, ganar en el camp nou, ver llorar a Messi, ver llorar a todos los catalanes, destruir el camp nou, desgarrar la camiseta blaugrana y borrar el nombre del FC Barcelona como el mejor equipo de la historia. Menos de eso, es un fracaso. Los petrodólares dejaron sin columna vertebral al Lyon ya que Toulalan fue comprado por el próximo Manchester City español, el Málaga. Ahora la confianza la tiene el jovencito, ya afianzado en el primer equipo, Marcel Gonalons, el sueco Källström y uno de los jugadores más exquisitos en el mundo (en lo personal), Yoann Gourcuff. A la espera de que Lisandro López de el salto grande en Europa porfin como Milito y Forlán lo hicieron en su debido momento, El Ajax y el Dinamo intentarán dar pelea a otro grupo que está algo definido, pero con la diferencia que el Ajax tiene nivel para colarse entre los clasificados si el Madrid o el Lyon se descuidan.